Consejos para la mudanza
Jueves, 19 Mayo 2016 13:20


Share on Google+

Mudarse. Que emoción, ¿eh? Puffff…

Poca broma. Entre los nervios, el estrés, las cajas, el precinto, embalar los muebles, ordenar el caos… la última vez que me mudé lo que quería hacer con el celo era pegarlo en la boca de cualquiera que se me acercara.

Hay varias cosas que he aprendido de mudanza en mudanza. Y aquí os dejo algunos tips/trukis para conseguir una mudanza perfecta:

 

1. Si vas a mover muebles grandes y electrodomésticos apuesta por contratar a profesionales, que sino es un currazo.  Dani lo intentó la última vez y se pasó un mes lloriqueando por el dolor de espalda.

2. Ah, pide permiso a los munipas, osease, a la policía municipal. Como máximo vas a tener que pagar un permiso de 30 euros si se debe cortar la calle, pero te aseguras de que no vas a tener que pagar una multa. Y, si debes pagar el permiso hazlo tú, las empresas siempre suelen cobrar un buen pico por hacerlo.

3. Yo te recomendaría que pidas 3 presupuestos de mudanza como mínimo y que elijas las empresas mirando también lo que la gente dice por la redes (reconozcámoslo: somos unos destripadores por Internet, ahí se descubre todo lo bueno y todo lo malo).

4. Intenta negociar presupuestos cerrados. Todos hemos acabado contando horas con ese sudor frío en la frente por si sale por un ojo de la cara. Además, para evitarte disgustos, asegúrate de que en el presupuesto te incluyen un seguro.

5. Apuesta por las empresas que vengan a ver qué es lo que tienen que mover y por dónde. Así los trabajadores vienen ya con la idea clara del volumen real de trabajo y no se llevan un susto. Luego trabajan cabreados y eso no te interesa.  

6. Sobretodo, prepara al máximo la mudanza: cajas cerradas y apiladas, muebles desmontados… todo para que nadie pierda tiempo.  Lo más recomendable es hacer la mudanza a primera hora, para estar tranquilos y no fastidiar demasiado.

7. Esto no es imprescindible, pero a mi me parece un buen gesto: invita a los operarios a zumo y a algo de picar una vez terminen (y si no van por horas, propón una pausa de 10 minutos pasadas las 2 horas de trabajo para comer algo y respirar). Con 5 euros puedes conseguir que trabajen de mejor humor y lograr una buena relación.

8. Otro truco para tener las cosas organizadas es numerar las cajas. Yo te recomendaría que no escribas qué llevan exactamente. No es por ser desconfiada pero una caja titulada “Play Station 4 y ahorros familiares” es una muy mala idea. Crea un inventario en una libreta:

-Caja 1= libros y cosas de estudio.

-Caja 2= copas y vajilla.

-Caja 3= todo lo del baño.

9. Además, puedes escribir con rotulador pasando por cartón y precinto, de esta manera sabrás que esa caja no ha sido abierta.

10. Prepárate un kit de supervivencia como si fueras a un hotel. Así tendrás localizados los imprescindibles para superar la post-mudanza y no tener que abrir las cajas a lo loco en busca de lo básico. Ropa, baño, toallas, ropa de cama e incluso algo para cocinar (compra platos y vasos de plástico para los primeros dos días) y con ello podrás ir tirando hasta que tengas controlada la situación.

Por último, te aconsejo que lo hagas todo progresivamente y respires.  Primero las cajas con las cosas que usas menos y ya luego, lo demás.

Será un momento estresante, así que concéntrate en las emociones positivas: ¡y en tu precioso piso nuevo! Y si aún no lo has encontrado, no desesperes Alquilover, danos un toque si necesitas ayuda ;).

Besos,

María

 





Share on Google+