Gastos a la hora de alquilar un piso
Viernes, 28 Octubre 2016 09:45


Share on Google+

¿Haciendo números de cara a mudarte? Aquí te resumimos cuáles son los gastos más habituales cuando buscas nuevo piso de alquiler. 

 

La reserva. En Alquilovers no te vamos a pedir reserva, pero es bastante común en el mundo del alquiler. Se trata de una paga y señal para paralizar la  comercialización de la vivienda de alquiler e iniciar los trámites para que sea tuya. Este importe se descontará del total del coste de alquiler si el proceso llega a buen término y se firma el contrato.

Los honorarios de agencia. Cuando la vivienda se localiza mediante un intermediario inmobiliario, este puede solicitar el pago de sus servicios. Suele ser un mes de alquiler + IVA o el 10% de coste del alquiler durante un año + IVA. De nuevo, con Alquilovers podrás olvidarte de ello. ¡No cobramos comisión de agencia! ;)

La fianza. ¿Sabías que es obligatoria por Ley? Pues sí: al alquilar una vivienda hay que pagar como mínimo una mensualidad en concepto de fianza; el propietario tiene la obligación de depositar esta fianza en el Organismo designado por cada Comunidad Autónoma. Al finalizar el contrato, el importe se devuelve íntegro al inquilino, siempre que la vivienda se entregue en las mismas condiciones previas al alquiler.

Garantías adicionales. Se trata de una garantía, en forma de aval bancario o depósito, que solicita el arrendador para paliar posibles incumplimientos contractuales, como impagos de renta.

La primera mensualidad. Otro gasto que debemos tener en cuenta es el pago del mes en curso que se alquila la vivienda, claro.

El alta de los suministros. Si hemos alquilado una vivienda nueva o una de segunda mano con los suministros dados de baja, o queremos hacer un cambio a nuestro nombre, tendremos que contar con otro desembolso para tramitar el alta o el mencionado cambio de nombre. En Alquilovers te entregamos el piso con los servicios dados de baja.

El impuesto de transmisiones patrimoniales (ITP). Aunque se trata de un impuesto poco conocido, cada vez que se alquila una vivienda el inquilino debe abonárselo a su comunidad autónoma.

La mudanza. Si contratamos un transportista para realizar el traslado de nuestros enseres al nuevo hogar, también supondrá otro gasto a considerar.  Además, es posible que nos toque algún que otro impuesto por ocupación de la vía pública (¡acuérdate de pedir los permisos con tiempo!). Lo mejor: ¡que los colegas te echen una mano a cambio de unas cervecitas!

 

 

 




Share on Google+