¡Elige la potencia correcta!
Miércoles, 28 Diciembre 2016 15:46


Share on Google+

En el momento de establecerse en un nuevo hogar, una de las cosas más importantes es determinar la potencia que se debe contratar. La potencia es la velocidad a la que se consume la energía y, a la hora de contratar la luz, es necesario saber (más o menos) qué potencia requerimos en nuestro nuevo piso.

 

Con Alquilovers, siempre podrás elegir la compañía y la potencia que requieras.

 

En cada factura de la luz se paga una parte fija, correspondiente a la potencia contratada, y una parte variable, que depende del consumo. Además, se deben tener en cuenta otros cargos para poder calcular el importe final de la factura como el alquiler de los contadores, el impuesto eléctrico y el IVA.

 

Es fundamental que no se contrate más potencia de la que uno necesita, pues la factura aumenta de forma innecesaria si lo haces. Pero, si contratamos menos potencia de la que consumimos, se pueden producir interrupciones en el suministro y un coste adicional por aumentar, posteriormente, dicha potencia.

 

Cada vivienda es diferente y la potencia de luz que se requiere es distinta en un inmueble de 100m2 que en uno de 47m2. Influyen diversos factores: los metros cuadrados, el número de habitaciones, el total de personas que habitan la vivienda y cuántos aparatos se quieren usar al mismo tiempo. Otro factor muy influyente es cómo se utiliza la potencia, es decir, si se aprovecha al máximo o no.

 

Los electrodomésticos que más consumen son los que generan frío o calor (neveras, frigoríficos, lavadoras, etcétera). Por el contrario, los que menos consumen, son aquellos destinados a la iluminación (especialmente si se eligen bombillas de bajo consumo) y al entretenimiento, como el ordenador o la televisión.

 

Potencias contratables


La potencia mínima es de 2,3 kW y la máxima es de 10kW. Las más contratadas oscilan entre 2,3kW y 5,75kW. Ejemplificándolo, la potencia eléctrica de 2,3 kW sería ideal para hogares pequeños de aproximadamente 50m2 con los electrodomésticos básicos y sin calefacción. Los hogares que requieren una potencia de 6kW ya suelen superar los 80m2 y cuentan con calefacción. Por otro lado, los pisos que requieren potencias aún más altas suelen ser totalmente eléctricos o muy, muy grandes.


Categorías: Trukis

Tags:



Share on Google+