Martes, 15 Mayo 2018 14:25

La influencia de la tecnología en el sector inmobiliario

La tecnología está cambiando a pasos de gigante todas las industrias. Cada día se producen mejoras e innovaciones que transforman por completo la forma de entender los procesos y el sector inmobiliario no se iba a quedar atrás. Poco a poco se está implantando la tecnología, que va más allá de portales inmobiliarios y agencias en Internet, sino que se implantan nuevos servicios que mejoran la experiencia a la hora de comprar, vender o alquilar una vivienda.

 

Algunas de estas tecnologías son las visitas virtuales o las infografías 3D  de las viviendas que algunas inmobiliarias ya han implantado y que han tenido una acogida extraordinaria entre los clientes, pues suponen una transformación total de la forma de compraventa y ofrece experiencias nuevas y únicas, ofreciendo un punto de vista diferente.

 

Dejamos atrás los carteles de “Se alquila” o las largas jornadas buscando y visitando pisos, para dar la bienvenida al alquiler 3.0. Las aplicaciones o las redes sociales juegan un papel fundamental a esta evolución del sector. Con las apps, la mayoría gratuitas, puedes visitar una vivienda online, concertar vistas presenciales, subscribirte a alertas o subir la documentación necesaria, entre otras ventajas.

 

Tanto si eres propietario, como inquilino, puedes usar las plataformas de Facebook, Twitter o Instagram para unirte a la gran comunidad del alquiler en la que puedes comunicarte, transmitir información, aportar tus sugerencias o resolver tus dudas.

 

Esta evolución tecnológica está sólo empezando y debe tenerse en cuenta su impacto en este nuevo escenario, ya que está impulsando y generando nuevas oportunidades de negocio. Por lo tanto, ahora toca renovarse porque el no hacerlo podría suponer un riesgo y llevar a la desaparición tanto de empresas como profesionales sin visión de futuro.

 

 

¿Cuál es tu visión de la aplicación tecnológica en el sector inmobiliario? No olvides que puedes aportar tus ideas en los comentarios de nuestro blog o en nuestro perfil Facebook.