Martes, 14 Agosto 2018 10:16

Este verano enamórate del alquiler

Durante los últimos meses se ha destacado la recuperación generalizada del mercado del alquiler en España, lo que está haciendo que gane peso respecto a la opción de compra.

 

El crecimiento del alquiler en las principales ciudades de España está entre un 3 y un 6% anual, lo que difiere de los dos dígitos porcentuales que tiene lugar en Madrid y Barcelona. A nivel regulatorio hay que tener en cuenta que Madrid y Barcelona tienen comportamientos muy diferentes respecto al resto de ciudades españolas.

 

El mercado del alquiler en España está creciendo frente a la opción de compra por una razón estructural, vinculada a la flexibilidad y movilidad creciente. Los jóvenes prefieren el alquiler para no vincularse a una hipoteca de larga duración y debido a la evolución de los precios de compra en algunas de las principales ciudades españolas.

 

El alquiler tiene un peso creciente en el total de viviendas familiares en España, pasando de un 14% en 2011 a más de un 16% en 2016, y la tendencia sigue en aumento.

 

Y es que para acceder a una vivienda en alquiler no se requiere disponer de grandes ahorros. Tampoco lleva gastos implícitos y las gestiones son mucho más sencillas que si se decide comprar una casa. Cuando se alquila una vivienda todos los servicios elementales están contratados, sólo hay que ocuparse de los opcionales. El mantenimiento de la vivienda, por lo general, corre a cuenta del dueño. El inquilino deberá hacer frente a los gastos de los suministros.

 

Vivir en una casa en propiedad implica afrontar un mayor riesgo financiero que si se vive en régimen de alquiler. Una subida de tipos de interés o una caída en picado de los precios de la vivienda puede provocar una desestabilización en la economía del hogar que no ocurre cuando se vive de alquiler.