Miércoles, 19 Septiembre 2018 10:37

Diccionario del alquiler: I

 

Antes de alquilar o comprar un piso es importante familiarizarse con ciertos términos propios del sector inmobiliario. Alquilovers te facilita la tarea y en el post de hoy, hablaremos sobre los conceptos más usados que comienzan por la letra “I” para que tengas pleno conocimiento de lo que necesitas de tu nuevo hogar:

 

  • Impuesto sobre bienes inmuebles (IBI). Impuesto municipal que grava la titularidad de la vivienda. Se calcula aplicando un porcentaje sobre el valor catastral de la misma. El vendedor debe estar al corriente del pago de dicho impuesto antes de transmitir la vivienda.

 

  • Índice de Referencia. Son los valores utilizados en el mercado hipotecario o financiero para realizar las modificaciones —revisiones— del tipo de interés, cuando en un préstamo se ha contratado aquél como variable. La circular 8/90 con la modificación introducida por la Circular 5/94 del Banco de España establece los índices oficiales de referencia recomendados por dicha institución.

 

  • Indiviso. Lo que pudiendo ser dividido se mantiene unido. Situación que se da cuando existe pluralidad de propietarios de derecho o de cosa.

 

  • Infraestructuras del terreno. Son las necesarias para dotar al terreno de los servicios urbanísticos exigidos para su consideración como suelo urbano de acuerdo con la legislación sobre régimen del suelo y ordenación urbana.

 

  • Inmueble en rehabilitación. Es todo edificio o elemento de edificio en el que se hayan iniciado obras que reúnan los siguientes requisitos: a. Que cuenten con la correspondiente licencia. b. Que se realicen de acuerdo con un proyecto visado por el colegio profesional correspondiente. c. Que alterando o no sus elementos estructurales impliquen el acondicionamiento de al menos el 50 % de su superficie edificada antes del inicio de las obras. A estos efectos se considerarán como obras de acondicionamiento las destinadas a mejorar las condiciones de habitabilidad de un edificio mediante la sustitución, restauración o modernización de sus diferentes elementos constructivos e instalaciones, y las que tengan por objeto alterar sustancialmente la morfología de la edificación, amplíen o no la superficie edificada. d. Que el coste presupuestado de las obras alcance al menos el 50 % del valor de reemplazamiento bruto de la edificación (excluido el valor del terreno). Cuando la valoración se refiera a un edificio completo y se esté procediendo a su reforma parcial, la definición precedente podrá aplicarse a la parte afectada por las obras cuando éstas alcancen al menos una planta completa.

 

Recuerda que si tienes dudas o quieres ampliar nuestro listado, puedes dejarnos tus comentarios en el post del blog o en nuestro perfil de Facebook.